El pasado año se vendieron en el mundo 29 millones de vehículos y de ellos solo el 2% eran eléctricos, lo que supone aproximadamente 1,6 millones, de ellos más de un millón en China, según esta referencia.

Pueden parecer pocos, pero representa un aumento del 50% respecto al año anterior y de mantenerse esta tendencia exponencial, pronto los vehículos eléctricos tendrán una representación importante en el total de vehículos en circulación.

La siguiente gráfica muestra una previsión de Bloomberg sobre las ventas previstas de vehículos eléctricos (EV) y vehículos de combustión interna (ICE).

 prevision_bloomberg

El punto de inflexión de esta tendencia se alcanzará previsiblemente entre 2025 y 2030, cuando entren en el mercado las nuevas tecnologías de baterías que actualmente se están desarrollando, junto con las nuevas fábricas que se están construyendo en varios países .

Una vez que se igualen los precios de compra, las ventajas de los vehículos autónomos se harán más evidentes:

  • Menor coste de funcionamiento al ser hasta 4 veces más eficientes que los motores de gasolina
  • Menor coste de mantenimiento por tener menos piezas, por ejemplo escape, radiador, alternador, etc.
  • El valor de recompra de los EV es mayor y, posiblemente el de los ICE se desplome por falta de demanda.

   

China: Primer fabricante y primer mercado

El mayor productor y el primer mercado de vehículos eléctricos del mundo es China, que acapara más de la mitad del mercado mundial, mientras tanto la venta de vehículos de combustión interna ha bajado por primera vez desde 1990 [Ver 1].

El motivo de esta superioridad se encuentra en las políticas del gobierno para fomentar la movilidad eléctrica, lo que ha propiciado la creación de cientos de startups en este sector, cuya producción conjunta podría superar los 20 millones de unidades al año. De hecho, el gobierno chino ha prohibido la creación de nuevas empresas que produzcan menos de 100.000 vehículos al año para evitar que se sature el mercado.

Además de las empresas chinas, VW, Daimler, Tesla o Ford, están construyendo nuevas plantas en China que supondrán aumentar la capacidad en varios millones más [Ver 2] . Mientras tanto, en la India se están produciendo miles de “rickshaw” eléctricos y se construyen fábricas para producirlos en grandes cantidades [Ver 4].

kisspng-rickshaw

Como en todo proceso de implantación de una nueva tecnología hay todavía problemas que no están bien resueltos, ya sea por motivos tecnológicos, por problemas de adaptación de la legislación o resistencia de los actores actuales que no quieren perder su papel en la cadena de valor.

Pero parece inevitable que en un futuro relativamente cercano TODO SERÁ ELÉCTRICO, no solo los coches, sino autobuses, bicicletas, patinetes y prácticamente cualquier aparato que ahora lleva un motor de explosión.

 

 

 

 

 

Referencias

  1. https://insideevs.com/china-too-many-electric-cars/
  2. https://amp.scmp.com/business/companies/article/2182145/beijing-pushing-its-electric-vehicle-market-making-it-harder
  3. https://www.scmp.com/business/china-business/article/2169698/made-china-2025-worlds-biggest-auto-market-wants-be-most
  4. http://greencleanguide.com/bengaluru-gets-electric-technology-manufacturing-hub/