Uno de los puntos que más preocupa a los potenciales compradores de coches eléctricos es la escasez de puntos de recarga, que deberán incrementarse en varios millones en los próximos años para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones de la UE.

La start-up Ubitricity[1], fundada en 2008 y que cuenta entre sus inversores a Honda, Siemens y EDF, ha desarrollado la infraestructura física y digital para convertir las farolas de las calles en puntos de recarga de bajo coste. El sistema incluye tanto los cables necesarios como el sistema de facturación, permitiendo además que los usuarios recarguen sus vehículos con la electricidad generada en las instalaciones domesticas de energía solar fotovoltaica.

El principal inconveniente para el despliegue de la infraestructura de recarga es que no es interesante desde el punto de vista comercial, porque no es un negocio que ofrezca una rentabilidad atractiva para los inversores.

Cada punto de carga rápida tiene un coste de entre 10.000 y 15.000 €, además del coste de su mantenimiento (unos 200€/mes). Con estas cifras, las opciones serían básicamente subvencionar esta tecnología o bien plantear otras soluciones más inteligentes.

En realidad hay diferentes escenarios de uso y recarga de los coches eléctricos. La mayoría de los usuarios piensa en la recarga de los vehículos eléctricos tal como la conocemos para los vehículos actuales basados en combustibles fósiles. Es decir, ir al punto de recarga y abastecer al vehículo lo mas rápido posible.

Sin embargo hay otra alternativa más factible: Ya que la red eléctrica está disponible prácticamente en todas partes podría aprovecharse para cargar los vehículos durante los largos periodos en los que está aparcado sin usarse, como las noches o mientras sus propietarios están en el trabajo. Para este tipo de recarga lenta no serían necesarias instalaciones tan potentes ni tan costosas.

La empresa ha desplegado su tecnología en Berlín, Londres y próximamente en Nueva York, donde ha ganado una competición para acelerar el uso del vehículo eléctrico [3].

Referencias

  1. Ubitricity
  2. Cleanenergywire
  3. Climate action tech competition